3 palabras resumidas en 10 sobre Gastronav 2011

La vida se compone de experiencias diversas en las que siempre hay un poco de todo. Cuando te encuentras con aquellas que realmente puedes disfrutar creo que no se puede perder ni un segundo en hacerlo, y si uno no se transforma en esponja para captar y aprender de todo de lo que le rodea, mi consejo es que se lo mire.
Esta “fumada nostálgica” que estoy escribiendo en el tren de vuelta de Pamplona hacia Málaga surge después de haber disfrutado no de gente, sino de personas muy interesantes que además comparten conmigo el cariño y la aficción por la gastronomía.

Había una mezcla de gastrobloggers de toda España, Navarricos muchos (pues) ya que se celebraba en Estella, aragoneses, madrileños, gallegos, asturianos, vascos, extremeños, andaluces, valencianos, catalanes, canarios, argentinos “adoptados” y una mención especial a dos Peruanos super encantadores (seguro que se me escapa alguno pero espero me lo sepa perdonar). Hemos estado debatiendo (Twitter echaba humo, el viernes el hashtag #gastronav fue trending topic en España) sobre temas que nos atañen actualmente, como la profesionalización de los blogs, guías recomendaciones y comunidades on line y turismo gastronómico, todo moderado por Jose Luis Orihuela, un maestro (nunca mejor dicho ya que es profesor de la Universidad de Navarra) en este tipo de eventos.
Cuando empecé a hacer este resumen me salió algo formal y sobrio que tras leer el de Mikel Iturriaga, uno piensa, si no sabes torear... pa' que te metes!!!. Por tanto decidí cambiarlo dándome cuenta que estas cosas se hacen para entretener, no para aburrir a las ovejas. En fin, intentaré contar más o menos lo que recuerdo (tanto vino ha matado las neuronas de esos días) y la mayoría de las veces basándome en sentimientos.
Mi viaje para Gastronav comenzó el jueves a las 7:10 de la mañana saliendo de Málaga y llegue a Estella a las 5:30 de la tarde, con un incendio en las vías del tren de por medio. La cena fue como esperaba, es decir, genial. Gran culpa de esto la tuvo la genial  organización de Reyno Gourmet con Marta Borruel como maestra de ceremonias. Como todos tengo que agradecer a Marta e Itziar por ser tan buena gente y siempre con una sonrisa en los labios… quien dijo que las del Norte eran sosas???. En la primera noche me reencontré con Helena y Diego (El Capricho de Helena), que fueron los principales valedores que me picara el gusanillo de ir a Navarra. La cena a base de pintxos y buen vino rosado, blanco y tinto fue amenizado (creo) por un par de monologuistas. Digo creo porque no le hicimos ni puñetero caso, pero es que es complicado cuando te reencuentras y conoces a tanta gente que llevabas tiempo sin ver.

 

 
Al día siguiente, la cosa comenzó con un pintos de tortilla en un bareto de Estella que me puso las pilas… llevaba tiempo sin tomar una tortilla tan buena. 
La mesa sobre Profesionalización de los blogs fue muy interesante y me quedo con las frases:

 “La pasión de los blogs profesionales es la misma que los blogs no profesionales y la diferencia estriba en la mayor capacidad en tiempo” – Gastronomía y Cía

 “Nunca prentendí profesionalizar mi blog sino hacer las cosas que me parecen correctas” - Isasaweis

Desde que la empresa de alpargatas de mi abuelo quebró, se que no tengo perfil comercial

Los blogs profesionales no tienen porque ser mejores que los no profesionales.”

-- Mikel Iturriaga (fantastico en su humor fino)

Si en los blogs solo se pusieran la recetas y la foto, nos encontraríamos con tutoriales. Sin embargo, la aportación personal es lo que le da vida como blog.”

De la mesa Guias, recomendaciones y comunidades on-line

“Las redes sociales son importantes para tener un feedback de los clientes o futuros clientes” Nacho Vázquez

No nos podemos olvidar que hay mucha gente que no tiene acceso a tecnología 2.0, el papel no podemos dejarloMontse Fernández - Guia Repsol

En Perú se ha incrementado el número de jóvenes que aspiran a ser cocineros

Los cocineros son los nuevos heroes de Perú, los futbolistas son un caos!!

La comida en el hotel Tximista por parte del magnífico David Yarnoz me hizo probar por primera vez los espárragos blancos frescos y me parecieron geniales, aunque el verdadero triunfador de la comida fue el gorrín, graciosa palabreja que se usa en Navarra para llamar lo que nosotros conocemos como cochinillo. Estaba hipercruijiente por fuera y en su punto por dentro, vamos… un gustazo.


Foto | La Mambalina

Por la tarde-noche fuimos a visitar a las bodegas Aroa, donde Txus Macías hizo que la visita no solo fuera instructiva, sino muy amena. Destacar de esta bodega varias cosas. La primera el edificio, obra del arquitecto navarro Jose Luis Resano Lizaldre, esta perfectamente integrado en el entorno del viñedo, construido en hormigón y madera y que aparece ante nosotros solo en el momento en que te vas acercado a la bodega por lo que queda muy bien integrado en el entorno. Lo segundo a destacar es el mimo con el que hacen su vino, en cantidades manejables y de forma ecológica. 




En la terraza, con vistas de toda la comarca, acompañados  de vacas carriquiris, pudimos degustar de una maravilla de chistorra ecológica y de vino directamente de los bidones de la bodega. 
Finalizamos con una cena en que lo mejor, a pesar de la maravillosa comida, fue la compañía, Helena y Diego, Jorge Guitián

Creemos en los viajes como vivencia, no como un simple acto de consumo” – Laura Farinelli, Nomaders.

Se cerraron las mesas con un gran sabor de boca ya que en particular aprendí muchisimas cosas que espero poner en práctica poco a poco.


Desde el hotel salimos para la Apicius, que debido a todo su conocimiento hacía preguntas orientadas que nunca se me ocurrirían. De los quesos que probamos, me gustaron todos pero si me tuviera que quedar con alguno sería con el ahumado y el muy curado. Bueno, en realidad me quede con un par de ellos que en breve daré buena cuenta.


Foto | La Mambalina

De aquí salimos para una bodega de las que se te desencaja la mandíbula y no hay quien la recomponga:  Bodegas Chivite perteneciente al Señorío de Arínzano, diseñada por el magnífico Rafael Moneo, impresiona por un lado por su enclave, justo al lado de un rio y entre edificios del siglo XIX y por otro por sus dimensiones, una sala con mas de 70 bidones y una sala con más de 3000 barricas.



Realizamos el almuerzo en la propia bodega, a cargo de Enrique Martinez, donde yo destacaría, al igual que Mikel Iturriaga, el panaché de verduras, simplemente espectacular. El unico fallo es que fue un poco escaso. Sobre el resto de platos, es como preguntarle a un padre a que hijo quiere más. No me puedo decantar entre el rabo de novilla (que no de novicia :-p) y el bacalao con carpaccio de cebolla. Los vinos que nos acompañaron hablan por si mismos cuando sabes su curriculum. Yo me quedo con el rosado (esta vez no lo hice físicamente) pero el blanco, que fue el que pusieron en la cena de gala de la boda del Príncipe de Asturias (Chivite 125), y el tinto (Arínzano 2001) que para mi gusto tenía un excesivo sabor a madera, fue otro de los vinos que más renombre daban a la bodega. Con tal calidad, poco más se puede decir.

Foto | Gustavo de Pepa Cooks

La comida finalizó con los ganadores de los premios de gastronav.

-          Mejor Blog Gastronómico – Gastronomía y Cía

-          Mejor Uso de Medios Sociales – Rafa Prades

-          Mejor Uso de Corporativo de Medios Sociales – Montse de Guía Repsol

A los que vuelvo a mandar mi mas sincera enhorabuena por su gran trabajo.

Y con esto finalizó Gastronav 2011 en los que he disfrutado como un gorrin, pues.

Dificultad: 

Coste: 

Instagram

Facebook

Twitter